¿Qué tener en cuenta al comprarte unas gafas de asegurar?

Por Ángel Durán

Lejos han quedado los tiempos en los que las gafas de prisma en la escalada eran algo anecdótico y usadas por unos pocos "frikis", hoy más de la mitad de los aseguradores en las escuelas de escalada y rocódromos europeos usan este "gadget", pareciendo que estemos como cuando en el colegio nos castigaban "contra la pared". 
En la actualidad hay más de 18 modelos en la calle, por lo que elegir unas gafas de asegurar se ha puesto algo más complicado. 

 

Lo primero ¿necesito unas gafas de asegurar?

 

Es recomendable tener unas gafas de asegurar si cumples uno o varios de los siguientes supuestos.

  • Aseguras con frecuencia
  • Haces aseguramientos prolongados en el tiempo, como sucede en vías largas, ensayo de vía, competiciones, cursos, etc.
  • Tienes problemas cervicales como protusiones, hernias etc. 

Casi siempre, el motivo de adquisición de un par de gafas, viene dado por las molestias en el cuello. No conviene que esperes a ellas. Además dado que el daño cervical debido al aseguramiento con el cuello en hiperextensión, se puede manifestar también como molestias y contracturas en hombros y espalda. Al ser estas muy comunes por la práctica de la escalada per se, no solemos atribuirlas a la postura de asegurar. 

 

Otra gran ventaja es que un asegurador con gafas de prisma está mucho más atento y centrado en el compañero que escala. Así pues es una buena idea de regalo para tu compañero de aventuras. 

 

 

 

 

¿Plástico o Metal?

 

Las gafas de metal son las primeras que salieron al mercado de la mano de su inventor Albert Schneider. El metal, al ser material más noble, tiene más durabilidad y es más difícil que rompan por la montura. Sin embargo son modelos más caros y con el uso tienden a deformarse, generando una incómoda, aunque corregible, visión doble. Erróneamente se piensa que son más ligeras, pero el peso de la gafa va a depender del tamaño del prisma (de cristal macizo) y siendo la montura poco relevante en esta variable. 

 

Las gafas de plástico son las que más están proliferando, su bajo precio y buen desempeño hace que sean una opción muy sensata. Aunque la montura será menos resistente a las torsiones y golpes, conviene recordar que lo más delicado de este tipo de gafas son los prismas


¿Prismas grandes o pequeños?

Un prisma grande dará mayor campo de visión y se adaptará mejor a todas las morfologías de cara, no todos tenemos los ojos igual de separados entre sí, por lo que un prisma ancho se ajustará a más público. También la experiencia de usuarios refleja que un prisma grande reduce la sensación de mareo.

 

En el otro lado, un prisma pequeño reduce el peso de la gafa considerablemente y aumenta la visión del entorno.

 

OJO, ningún prisma de gafas de asegurar hace efecto lupa. Si tienes esa sensación piensa que es parecido a cuando miras por el tubo de cartón del papel de cocina y sientes que es un catalejo. 


Gafas de escalada Vs gafas de leer

Aún quedan en las redes bricos, de como transformar unas económicas gafas para leer tumbado en unas gafas de asegurar. 

Igualmente en plataformas de venta de internet vemos gafas como la de la imagen, provenientes de una sencilla modificación de las gafas de leer.

 

Su principal problema es el ángulo de visión. Con ellas tendremos que levantar algo más el cuello al asegurar, aliviando sólo parcialmente la mala postura. Otro inconveniente a añadir es que tapan bastante la visión periférica, veremos menos las irregularidades del suelo, la cuerda y otros elementos que son importantes 

 

Hace años, el ahorro podría compensar los contras, pero actualmente las gafas de asegurar diseñadas ex profeso para la escalada han bajado mucho de precio, hasta prácticamente igualarse, reduciendo la única ventaja que tenían los modelos de leer. 

 

 

 

Clásica gafa de leer modificada. No recomendadas


El peso ¿Importante?

En la escalada, el peso es muy importante. Pero... ¿escalas con las gafas de asegurar? Salvo que las lleves en vías de largos, lo normal es que estas se queden en el pie de vía. 

 

La diferencia entre los modelos pesados y ligeros está en torno a los 50 gramos. Por lo que dicho peso no lo notarás en la mochila, lo que si puedes percibir es como las gafas ligeras molestaran menos en el puente nasal y no se moverán tanto cuando inclinemos la cabeza o hagamos movimientos bruscos, pero por contra, tendrán un prisma más pequeño reduciendo el campo de visión.

 

Así pues, el peso no debería tomarse muy en cuenta como valor aislado. 

 


Belay Glasses Model 2

YOLK

Belay glasses LePirate M2

20,40 €

  • Available

Belay Glasses Model 3

Rojo

Belay glasses LePirate Model 3 Rojo (Red)

24,75 €

  • Available


Write a comment

Comments: 0