Dime que cintas tienes y te diré que escalador eres

Por Ángel Durán

Sin duda hablo por todos cuando digo que "los escaladores necesitamos de más mecanismos para juzgar a otros escaladores sin tener que llegar a conocerlos". El aspecto físico, la vestimenta, el vehículo, pueden dar muchos datos de cómo es esa persona, no solo como escalador, sino también como humano. Hay veces que nos lo ponen muy fácil a la hora de emitir prejuicios, ese el caso de los escaladores que usan mallas, síntoma inequívoco de que han retomado el deporte recientemente tras un divorcio y no andan bien de autoestima.

 

LAS CINTAS EXPRESS, no son SOLO los eslabones que unen los seguros de la pared con la cuerda para detener una caída, sino que constituye un elemento muy importante de nuestro "outfit". Vivimos una era muy visual, y junto a las fotos en Machu Picchu, las del cursillo de surf y las que tienes con tu perro, las fotos haciendo escalada serán las mas valoradas en apps para ligar como Tinder o Instagram. 

 

En el mercado coexisten una veintena de marcas que hacen cintas express, cada marca hace varios modelos y cada varios años los renueva. Ello sumado a las señales de uso y personalización de cada escalador, hace que el número de combinaciones de las cintas tienda a infinito.

Esto igual ya lo sabías, pero lo que probablemente no sabías es que ellas hablan de nosotros, y conociendo su idioma podemos saber más  sobre un escalador de lo que Bill Gates a través del 5G y la vacuna del coronavirus podrá averiguar jamás. 

  

CASO 1: ESCALADOR DIÓGENES

Si tras ver las cintas de nuestro individuo, te surge la pregunta de "¿a qué contenedor van las cintas express?" es muy probable que estés ante un Escalador Diógenes.

 

No solo es incapaz de renovar su material, sino que adopta el que otros escaladores rechazan. Es la única forma de explicar cómo algunos de sus mosquetones le superen en edad.

 

Gente como él es quien compra el material usado que venden en Wallapop, el cual proveniente en su mayoría de ancianos ya fallecidos. La foto de la izquierda está extraída de esta app. (José F. de Alcobendas, si lees esto, lamentamos el fallecimiento de tu yayo, manten vivo su recuerdo, no vendas el material con el que hizo la primera ascensión al Torreón de Galayos)

 

El escalador diógenes es impuntual y probablemente nunca llevará comida, agua suficiente o algún otro básico. Con no usar su material, puede llegar a ser un compañero de escalada más que aceptable. 


CASO 2: ESCALADOR DESUBICADO

Si el escalador lleva un buen surtido de express con cinta CORTA de dyneema (subrayo lo de corta) y mosquetón de alambre. Estaremos ante un escalador desubicado. 

Nuestro escalador aún no sabe qué modalidad de escalada es la suya, por ello ha elegido una cinta "polivalente", también llamada así pues funciona igual de mal en deportiva como clásica e igual de mal en vías cortas como en vías largas.

Este tipo de escalador llevará también cabo de anclaje del que ya analicé su significado con anterioridad (ver artículo del cabo de anclaje)

 

Por supuesto, no voy a argumentar por qué considero que, tanto el cabo de anclaje como este tipo de cintas son un error sea cual sea la escalada que practiques. Correriamos el riesgo de que algunas personas me tomaran en serio y sería tan poco acertado como dejar que Daniel Woods eligiera vuestro próximo tattoo

 


CASO 3: ESCALADOR CLEPTÓMANO

Si el escalador juzgado no tiene ni dos cintas iguales, mezclando diferentes tipos y antigüedades, desgraciadamente has topado con un escalador amigo de lo ajeno. 

 

Salvo que tengas 14 años, es raro comprar sólo una cinta. Por ello si coincides en el espacio tiempo con un escalador con un set similar debemos tener cuidado de no extraviar nada de nuestro material.

 

El jugará al despiste y si le pillas en la fechoría te dirá - "Yo tb tengo una de estas bicho, ¿seguro que es tuya?"- Marcar el material es la única forma de librarnos de pequeños expolios.

 

Cuídate de dejar proyectos montados si hay alguno de estos cerca, salvo que sean vías muy difíciles. Hay "algo" intangible que hace que te roben cintas en tu proyecto, pero que nadie toque las del 8c aunque llegues a alguna desde el suelo.



40,00 €

24,95 €



CASO 4: ESCALADOR PELMAZO

La cinta express TOP de deportiva se reconoce por equipar una cinta ancha, con longitud de 16 cm. o más y mosquetones con perfil en H y cierre Keylock. Si el sujeto tiene un juego de 18 o más cintas express de este tipo y además están bastante nuevas, seguramente estás ante un "Escalador Pelmazo

 

Este tipo de escalador es obsesivamente ordenado, necesitando que factores como alimentación, material, descanso, ruido en el entorno, emplazamiento estén perfectos.

 

Las pegas de tener un escalador pelmazo como compañero son muchas, ya que te va a sacar punta a todo hasta agotar tu paciencia.
Frases como: "he caído mucho", " has dinamizado poco", "esta chapa esta mal puesta", "solo como real-food", "tus cintas no se chapan bien", etc. harán sangrar tus oídos.  

 


CASO 5: ESCALADOR FANÁTICO

Si tiene muchas cintas con mosquetones gastados y con poca antigüedad, estamos ante un auténtico enfermo de la escalada.

 

Los individuos de esta clase sufren graves incompatibilidades entre la escalada y tener una vida. Su felicidad solo se ve limitada por el hambre, el frío y el miedo a que la guardia civil te pare y vea que llevas la ITV caducada. Por ello conviene solidarizarse con ellos  regalándoles la comida y medicamentos que te sobren. 

 

En su favor, son una base de datos de nombres de vías, grados y secuencias clave de las mismas, además suele ser practicante del "cruising de la roca" y es que bastará que le guiñes un ojo para que escale contigo. 




CASO 6: ESCALADOR "INCEL" DE LA ROCA

Si el sujeto tiene cintas viejas y, pese a ello, el mosquetón de la cuerda no está desgastado (surco) estamos ante un escalador "incel" de la roca. 

 

Esta tipología, es la más difícil de ver en el pie de vía ya que, como su material atestigua, apenas escala. Tanto él como sus cintas se encuentran recluidas en su casa, atrapados por reformas, responsabilidades familiares, work-alcoholismo, lesiones y otras penurias. 

Del mismo modo que al "Incel convencional" le encanta hablar de follar, al "incel de la roca" le encanta presumir de escalador, contar batallitas y decir que hace "n" grado, aunque tiene las manos suaves como un príncipe y se acerca a la montaña solo a hacer senderismo. El famoso cómico y presentador David Broncano sería un ejemplo de esta tipología de escalador. 

 


Write a comment

Comments: 0